Myricaceae

Myricaceae

Taxonomía

La familia Myricaceae estaba ubicada en la clase Hamamelidopsida Brongn., subclase Hamamelididae Takht., y diversos autores (Lawrence 1951, Cronquist 1988, Takhtajan 1997) consideran que constituye su propio orden, Myricales Mart. La evidencia molecular y análisis filogenéticos recientes sugieren que Hamamelididae es un grupo artificial y apoyan la inclusión de Myricaceae, y otras familias con plantas capaces de fijar nitrógeno, en el orden Fagales Engl. (= Juglandales Bercht. & J. Presl) dentro de las “fabidas” en las “eudicotiledóneas” (Judd & al. 1999, Bremer & al. 2009).A,B,C,D,E,F

Descripción

Arbustos o arbolitos dioicos (en Cuba) o en ocasiones monoicos, perennifolios o caducifolios, con ramificación simpódica. Ramas con indumento. Hojas alternas, simples; estípulas nulas (en Cuba) o rara vez presentes; pecíolo mayormente desarrollado; lámina indivisa (en Cuba) o raramente pinnatilobada, de margen entero, dentado o aserrado, pinnatinervia. Inflorescencias en amentos axilares simples o compuestos, generalmente unisexuales. Flores (así llamadas aquí; según Abbe 1974 son más bien inflorescencias parciales condensadas) unisexuales, solitarias en la axila de una bráctea, generalmente con 2 o varias bractéolas. Perianto nulo o excepcionalmente (no en Cuba) 6-mero. Estambres 1-22 por flor ♂, insertados en el tálamo; filamentos filiformes, cortos, libres o concrescentes en la base; anteras dorsifijas, ditecas, reniformes, de dehiscencia longitudinal extrorsa. Ovario 1 por flor ♀, pseudomonómero, unilocular; placentación basal; primordio seminal 1, unitegumentado, ortótropo; estilos 2(-3), libres o concrescentes; estigmas 2(-3), lineares. Fruto pequeño, en drupa o nuez globosa u ovoide; exocarpo carnoso o seco, liso o con protuberancias carnosas o que (en Cuba) secretan cera. Semilla globosa u ovoide; endosperma escaso o ausente; embrión recto, reducido; cotilédones 2, ± crasos.C,G

Hábitat / Ecología

Subcosmopolita, salvo Australia y Nueva Zelanda (Macdonald 1989), mayormente en las regiones templadas y subtropicales (Roberts 2004), con centros de diversidad en África y América, incluso el Caribe (Herbert 2005). Comprende 4 géneros (Wilbur 2001, Herbert 2005) y > 50 especies. En Cuba está presente solo Morella.C,H,I,J,K Todas las especies son actinorrícicas, es decir, tienen la facultad de desarrollar nódulos simbióticos con actinobacterias del género Frankia, capaces de realizar la fijación de nitrógeno del aire y transferirlo a la planta (Kubitzki 1993, Mabberley 2008). Esa simbiosis permite a las plantas de crecer en suelos pobres en nitratos, p. ej. pantanos, dunas costeras y suelos volcánicos (Huguet & al. 2005), actuando como pioneras (Wall 2000, Schwencke & Carú 2001, Benson & al. 2004).C,L,M,N,O,P,Q

Citología

Número cromosómico básico: x = 8, con frecuente poliploidía y sin aneuploidía conocida (Macdonald 1989, Kubitzki 1993).C,I,N

Palinología

Familia estenopolínica (Chevalier 1901, Kubitzki 1993). Las dimensiones de los granos varían poco y el color es siempre amarillo (Chevalier 1901). Los granos por lo general son triporados, oblatos u oblato-esferoidales, la superficie se ve psilada en microscopía óptica (Chevalier 1901), microequinada en M.E.B. (Kubitzki 1993). La apertura, característica, fue llamada de tipo Myrica (Sundberg 1985).C,N,R,S

Micromorfología

Las Myricaceae presentan estomas anomocíticos y venación camptódroma (Chourey 1974). Los tricomas, cuando estén presentes, pueden ser de diversas formas: unicelulares no secretíferos y pluricelulares secretorios, que producen aceites esenciales de color amarillo dorado y luego resina, y pueden ser alargados y uniseriados o peltados a capitados, con un estípite basal de 2-3 células, generalmente hundido en el tejido, y una cabeza pluricelular peltado-pateniforme volviéndose globosa (Kubitzki 1993).C,N,T

Fitoquímica

La familia se caracteriza por la presencia de miricetina, taninos y triterpenos de varios tipos (Kubitzki 1993). Hegnauer (1990) enumera una gran variedad de compuestos polifenólicos que se encontraron en miembros de la familia, particularmente en los bálsamos y resinas que secretan los tricomas glandulares. La exina de los granos de polen de Myrica gale, al igual que otros representantes del orden Fagales, contiene diamino-espermidina del ácido cinámico (Meurer & al. 1988). Halim & Collins (1973) encontraron que los aceites esenciales se pueden emplear con fines taxonómicos en la familia.C,N,U,V,W

Usos / Importancia económica

Las Myricaceae, por ser plantas actinorrícicas, son buenas candidatas para su empleo en la rehabilitación de suelos pobres en nutrientes y degradados (Benson & al. 2004, Parra 2003, Schwenke & Carú 2001, Wall 2000). A varias especies se les atribuyen propiedades medicinales y de Morella cerifera se utilizaba la cera (González-Villarreal 2004, Parra 2003).C,L,P,Q,X,Y

Biología de la reproducción

Plantas anemófilas, a menudo dioicas, pero en varias especies las plantas genéticamente ♂ o ♀ pueden producir amentos o flores individuales del sexo opuesto (Lloyd 1981). La diseminación de los frutos es principalmente ornitocora e hidrocora (Kubitzki 1993).C,N,Z

Notas

Anatomía de la madera: Presenta rasgos que Carlquist (2002) considera los más primitivos de todo el orden Fagales. Según sus estudios los distintos géneros difieren marcadamente en la anatomía de la madera y corteza, siendo la presencia de placas escalariformes perforadas y parénquima axial difuso simplesiomorfías para la familia.AA,C

Bibliography

A. Bremer, B., Bremer, K. , Chase, M. W. & al., An update of the Angiosperm Phylogeny Group classification for the orders and families of flowering plants. in Bot. J. Linn. Soc. 161: 105-121. 2009
B. Cronquist, A., The evolution and classification of the flowering plants, ed. 2. 1988
C. Falcón Hidalgo, B. & Berazaín Iturralde, R. - Myricaceae in Greuter, W. & Rankin Rodríguez, R. (ed.), Flora de la Republica de Cuba: Ser. A: Plantas Vasculares. Fascículo 20. 2014
D. Judd, W. S., Campbell, C. S., Kellogg, E. A. & al., Plant systematics: : a phylogenetic approach. 1999
E. Lawrence, G. H. W., Taxonomy of vascular plants. 1951
F. Takhtajan, A., Diversity and classification of flowering plants. 1997
G. Abbe, E. C., Flowers and inflorescences of the “Amentiferae” in Bot. Rev. (Lancaster) 40: 159-261. 1974
H. Herbert, J., New combinations and a new species in Morella (Myricaceae) in Novon 15: 293-295. 2005
I. Macdonald, A. D. - The morphology and relationships of the Myricaceae in Crane, P. R. & Blackmore, S. (ed.), Evolution, systematics, and fossil history of the Hamamelidae. 2. ‘Higher’ Hamamelidae. 1989
J. Roberts, A. S. - Myricaceae in Smith, N., Mori, S. A., Henderson, A., Stevenson, D. W. & Heald, S. V. (ed.), Flowering plants of the Neotropics. Princeton & Oxford. 2004
K. Wilbur, R. L., Five new combinations in the genus Morella (Myricaceae) for Neotropical species in Rhodora 103: 120-122. 2001
L. Benson, D. R., Vanden Heuvel, B. D. & Potter, D. - Actinorhizal symbioses: diversity and biogeography in Gillings, M. (ed.), Plant microbiology. 2004
M. Huguet, V., Gouy, M., Normand, P. & al., Molecular phylogeny of Myricaceae: a reexamination of host-symbiont specificity in Molec. Phylogen. Evol. 34: 557-568. 2005
N. Kubitzki, K. - Myricaceae in Kubitzki, K. (ed.), The families and genera of vascular plants 2. 1993
O. Mabberley, D. J., Mabberley’s plant-book, ed. 3. 2008
P. Schwencke, J. & Carú, M., Advances in actinorhizal symbiosis: host plant-Frankia interactions, biology and applications in arid land reclamation. A review in Arid Land Res. Managem. 15: 285-327. 2001
Q. Wall, L. G., The actinorhizal symbiosis in J. Pl. Growth Regulation 19: 167-182. 2000
R. Chevalier, A., Monographie des myricacées: anatomie et histologie, organographie, classification et description des espèces, distribution géographique in Mém. Soc. Natl. Sci. Nat. Cherbourg 32: 85-340. 1901
S. Sundberg, M. D., Pollen of the Myricaceae in Pollen & Spores 27: 15-28. 1985
T. Chourey, M. S., A study of the Myricaceae from Eocene sediments of southeastern North America in Palaeontographica, Abt. B, Paläophytol. 146: 88-153. 1974
U. Halim, A. F. & Collins, R. P., Essential oil analysis of the Myricaceae of the eastern United States in Phytochemistry 12: 1077-1083. 1973
V. Hegnauer, R. - Myricaceae in Hegnauer, R. (ed.), Chemotaxonomie der Pflanzen, 9. 1990
W. Meurer, B., Wiermann, R., Strack, D. & al., Phenylpropanoid patterns in Fagales pollen and their phylogenetic relevance in Phytochemistry 27: 823-828. 1988
X. González-Villarreal, L., La familia Myricaceae en el estado de Jalisco, México. [Colección Flora de Jalisco, 17.]. 2004
Y. Parra-O[sorio], C., Revisión taxonómica de la familia Myricaceae en Colombia in Caldasia 25: 23-64. 2003
Z. Lloyd, D. G., The distribution of sex in Myrica gale in Pl. Syst. Evol. 138: 29-45. 1981
AA. Carlquist, S., Wood and bark anatomy of Myricaceae: relationships, generic definitions, and ecological interpretations in Aliso 21: 7-29. 2002

Sinonimia

Myricaceae Rich. ex Kunth in Humboldt & al., Nov. Gen. Sp. 2, ed. 4°: 16; ed. f°: 13. 1817, nom. cons.
    • Type: "Tipo: Myrica L."1
  • 1. Falcón Hidalgo, B. & Berazaín Iturralde, R. - Myricaceae in Greuter, W. & Rankin Rodríguez, R. (ed.), Flora de la Republica de Cuba: Ser. A: Plantas Vasculares. Fascículo 20. 2014